miércoles, 25 de julio de 2012

.::. La docente del amor .::.



Tierna y noble con un alma de sencillez y bondad, así eres tú mamá; la creadora de cinco vidas, la impulsora de la lucha y el esfuerzo, la defensora de los sueños y la ilustradora de metas cumplidas. Impetuoso y largo ha sido el camino que has recorrido, lleno de tropiezos , pérdidas y obstáculos. Pero tú, luchadora y constante, derribaste toda cadena que amenazara con aprisionarte en una celda del sendero que te impidiera salir adelante.


Me declaro fiel admiradora de la ligereza con que has tomado las adversidades, siempre con una cara amable, y así, el universo ha sabido recompensarte. Nunca echaste a florecer tus penas. Aprendí de ti, que aunque mi jardin interior pareciera estar marchito, hay que abonarlo para que florezca y luzca felíz.


Tú, querida madre, has sido la mejor maestra para mi; la maestra de la vida con cada enseñanza que me has transmitido a través de la ilustración de tu diario vivir. Has sido maestra de ricos y pobres, de buenos y malos, de inquietos y aplomados; una docente con calidad de madre, amiga y consejera; docente de español, matemáticas y hasta de lengua extranjera, pero lo mejor, es que has sido una docente de amor, con total entrega y vocación.


Maestra mía, maestra nuestra, con tu tablero, libro y marcador le has enseñado a casi todo un pueblo las ciencias básicas del aprender, pero en definitiva, tus mejores herramientas han sido sido el cuerpo, alma y corazón con los que impartes tus conocimientos para hacer de muchos de tus alumnos, miembros de una sociedad mejor.


Mamá, hoy quiero agradecerte por todo lo que nos has ofrecido hasta hoy. Sin duda, has sido una gran madre, compañera, hermana, amiga, tía y abuela, de quien todos guardamos hoy día una gran parte en nuestros corazones. Por eso hoy queremos celebrar tu valioso existir, porque has sabido llenar nuestras vidas de ingredientes simples como el hacer felíz.



Querida mía, querida nuestra, ¡felíz cumpleaños! una vez más, y ruego siempre a la luz divina que siga iluminando tu grandiosa vida por mucho tiempo más. ¡Sé feliz por siempre! Te adoro.

Con cariño,

tu hija adorada.

Anabel Arévalo Prada.

Con motivo del aniversario del natalicio de mi madre Ana Prada Márquez, mi luz, mi guía.(05/08/52)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada