sábado, 28 de julio de 2012

Buenos amaneceres.

Sol brillante, núbes lúcidas…buenos amaneceres.
Con los rayos de sol estrellados en mi rostro me despierto esta mañana, con mi sábana envuelta de sueños reprimidos y de ilusiones desveladas. Cada mañana, como un nuevo comienzo, nos reporta un nuevo chance de existir para nuestras vidas.  Así que no es pertinente desaprovechar nuestros despertares, pues ignoramos las maravillas de cada día puesto a nuestro vivir.
Sol solecito, caliéntame un poquito…hoy ó mañana, por toda la semana!

Annabel Lee.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada